Planificaciones de seguridad

A continuación hay algunas sugerencias que puedes usar para mantener tu seguridad, pero debes usar tu juicio sobre lo que será mejor para ti. Puedes planificar con antelación y formular estrategias sobre maneras de quedar segur@ en la relación, cuando sales y/o después de que termine la relación. Confía en tus instintos. Si tu intuición te dice que viene el abuso, presta atención.

¿Qué son planificaciones de seguridad?
-Una manera de evaluar el peligro/riesgo: puede ser físico, emocional, sexual y/o financiero.
-Una manera de formular estrategias para quedar más segur@

¿Cómo son las planificaciones de seguridad?
Si vives con tu abusador/a o no, aquí hay algunas preguntas para ayudarte a pensar en y desarrollar tus planificaciones de seguridad:

  • ¿Qué necesitas para sentirte segur@?
  • ¿Qué preocupaciones tienes por tu seguridad y la seguridad de tus hij@s/mascotas/querid@s, etc?
  • ¿Qué has hecho en el pasado para quedar segur@? ¿Te han ayudado esas estrategias? ¿Te ayudarán ahora?

Seguridad en el Internet
Para un/a abusador/a hay maneras de descubrir tus actividades en el Internet. A continuación hay más información sobre maneras de mantener privado tu tiempo en el Internet de la Red Nacional para Terminar con la Violencia Doméstica .

En general, puedes…

Decirle a alguien segur@ lo que te está pasando y qué quieres que haga en una emergencia. Podrías darle una palabra o frase secreta que puede indicar que necesitas ayuda.

Guardar dinero, llaves, medicina, identificación, tarjeta de seguridad social, documentos de inmigración, tarjetas de seguro médico y/o otros documentos importantes, ropa y cualquier otra cosa que necesites en la casa de un/a amig@, de un/a pariente, en tu lugar de trabajo, en el maletero de un carro o en otro lugar a que tu abusasdor/a no tiene acceso.

Buscar atención médica si tú o tus hij@s tienen heridas. Además de asegurar que estés bien, los historiales médicos pueden ser útiles en el futuro para documentar el abuso si decides tomar acción legal (e.g. órdenes de restricción, alivio de inmigración, etc).

Buscar apoyo para ti mism@ y para tus hij@s (contacta a amig@s, a parientes o a uno de los recursos que aparecen en este sitio). Puedes llamar a la línea de crisis de The Network/La Red a 617-742-4911 TTY 617-227-4911 para apoyo gratis y confidencial. No tienes que dejar o querer dejar a su pareja para recibir apoyo.

Consigue un orden de restricción, disponible sin costo en caulquier corte en Massachusetts (o a través de la policía local o estatal después de las horas laborales). Un orden de restricción puede mandar que el/la abusador/a deje de abusarte, que salga del apartamento/de la casa, que se quede lejos de ti y/o de tus hijos, que entregue sus armas y tarjeta FID, que te compense por los gastos relacionados al abuso y/o puede otorgarte custodia temporal de y apoyo para tus hij@s. En Massachusetts, los órdenes de restricción están disponibles sin tener en cuenta la orientación sexual, la identidad de género, la edad o el estatus legal de una pareja doméstica y no importa si han vivido juntos o han estado casados.
Si quieres dejar a tu pareja, no tienes que esperar hasta que algo terrible te pase. Está bien si sales cuando quieras y/o cuando puedas.

Durante un incidente, puedes …

Tratar de ir a un cuarto donde no haya armas (por ejempo, fuera de la cocina o del lugar donde guarda una arma de fuego). Tratar de estar cerca de una puerta u otro ruta de escape.

Llamar a la policía. Aunque el sistema legal puede ser homo/bi/transfóbico, racista, habilista y clasista, si crees que la policía te puede ayudar, no dudes en llamarla. Si decides salir, puedes…

Buscar un lugar seguro para alojarte (la casa de un/a amig@, un/a colega del trabajo o un/a pariente, un refugio de violencia doméstica, la casa segura de emergencia de The Network/La Red, un hotel). Si necesitas salir pero no puedes encontrar un lugar para alojarte, los hospitales están abiertos a las 24 horas.

Cambiar tus rutinas donde sea posible para que sea más difícil encontrarte – i.e., tu horario de trabajo, dónde y cuándo vas al supermercado, lavas ropa, tienes citas médicas/de terapia, etc. Si no puedes cambiar tu rutina, pídele a alguien si puede ir contigo para que no estés sol@ si encuentras a tu abusador/a.

Buscar apoyo. Confía en tus instintos sobre las personas en que puedes confiar que mantengan confidenciales tu paradero y tus actividades. Puede ser útil enfatizar la importancia de la confidencialidad cuando hablas con los miembros de tu sistema de apoyo.

From TN/LR